TALLER VIRTUAL Capacidad jurídica y Derechos sexuales y reproductivos

Se hizo una breve presentación sobre el concepto de capacidad jurídica y su utilidad a través de preguntas introductorias que permitan a las participantes identificar dar dimensión a la autonomía y la toma de decisiones en sus vidas, así como las restricciones que han enfrentado durante sus vidas cuando toman decisiones. En un segundo momento, se introdujo el tema de los derechos sexuales y reproductivos a partir de reconocer su disposición hacia el tema, sus percepciones o inquietudes, así como sus experiencias. Finalmente, se dio una breve explicación sobre cuáles son los derechos específicos que abarca la sexualidad.

Al ser un taller virtual se elaboraron diapositivas; algunas de ellas son interactivas para que las participantes puedan reflejar allí sus opiniones y sentimientos frente al tema. En el tema de DSR se hará una dinámica en pequeños grupos entre las participantes en las que debatirán qué pueden hacer como mujeres con discapacidad para defender sus derechos sexuales y reproductivos.

Frente a la toma de decisiones, la mayoría de las participantes manifestaron que sus familias no siempre les han permitido tomar decisiones sobre temas relacionados con sus vidas, incluso en situaciones sencillas como comprar ropa. Incluso comentaron situaciones en que la toma usurpación de la toma de decisiones se da porque consideran que se toman demasiado tiempo. Así mismo, varias de las participantes estuvieron de acuerdo en que la restricción a su autonomía ha estado mediada por concepciones de terceros que las infantilizan por tener discapacidad: “una experiencia similar con mamá y papá, a pesar de vivir sola. Siento que no me sueltan, me infantilizan mucho… a pesar de casi cumplir 30 años.”, “En el trabajo hay cosas que puedo hacer, pero me dicen que no puedo… como que me infantilizan también. En mi casa mi familia también hace lo mismo porque creen que no tengo la capacidad y me sobreprotegen”. Por último, las participantes discutieron que la capacidad jurídica de las mujeres con discapacidad empieza por el reconocimiento en sí misma de la capacidad de ser autónoma y dejar de lado la idea de que equivocarse se debe a la discapacidad. De igual manera, la capacidad jurídica como derecho fundamental de las personas con discapacidad es vital para el ejercicio de aquellos derechos que conciben como cotidianos (salud, educación, trabajo) así como les permite abrirse a la posibilidad de ejercer otros como la vida independiente (usualmente no concebida como un derecho sino como un privilegio de algunos que no se puede tener por la discapacidad).

En cuanto al tema de los derechos sexuales y reproductivos, buscamos que las mujeres conversarán desde sus experiencias, en ese sentido las actividades contenían preguntas guía que posibilitarán ver cuánta información tenían sobre derechos sexuales y reproductivos. Además, les brindamos información sobre normas nacionales cómo la resolución 1904 de 2017 sobre atención a personas con discapacidad en salud sexual y reproductiva qué pueden utilizar para proteger y defender sus derechos sexuales y derechos reproductivos. En este espacio el cual construimos como seguro varias mujeres denunciaron situaciones como acoso sexual por parte de médicos, negación a brindar información sobre planificación familiar y formas de violencias a las que están expuestas.

Conclusiones:

  • El término capacidad jurídica puede a primera vista parecer confuso. No obstante, su estatus de derechos le permite a las mujeres entender y asumir que su autonomía e independencia han de ser protegidas y garantizadas por el Estado por lo que sus familias u otros no pueden actuar en contra de su voluntad bajo el nuevo marco legal.
  • Así mismo, la nueva ley de capacidad jurídica refuerza su derecho y capacidad de ser dueñas de sus cuerpos.
  • El derecho al ejercicio de la sexualidad es tan importante como cualquier otro derecho, en ese sentido el estado en cabeza de sus instituciones y las entidades privadas tienen el deber de brindar toda la información sobre salud sexual y reproductiva de forma verídica.
  • La resolución 1904 de 2017 obliga a las entidades prestadoras de salud a brindar atención a personas con discapacidad dando toda la información necesaria y oportuna con ajustes razonables y de ser necesario construir sistemas de apoyo; esto permite que la persona con discapacidad tenga la posibilidad de decidir sobre su cuerpo.

Primer taller 17 de octubre de 2020

Segundo taller 21 de noviembre de 2020